Identidad Montevideo

La propuesta para el gobierno de la ciudad de Montevideo se centró en dos aspectos claves, el primero, en el ámbito proyectual, consistió en la definición de un estilo visual concreto y propio, basado en la claridad y simpleza del diseño con el fin de lograr una fácil y rápida caracterización, permitiendo que el programa pudiera extenderse y cubrir un espectro muy amplio sin perder su centralidad y grado de integración. El segundo aspecto fue una minuciosa estrategia de implantación que asegurara un óptimo desarrollo de la nueva identidad visual de la Intendencia. El principal desafío fue desarrollar un sistema de identidad que pudiera incluir las muy diversas necesidades y facetas de comunicación de la Intendencia. La novedad de integrar dentro de la propuesta de identificación un sistema de pictogramas tuvo como objetivo expandir estas posibilidades, tendiendo un puente entre ciudadanos e institución a través de un estilo que quiebra tanto con la solemnidad como con la complacencia de muchas de las comunicaciones de las instituciones gubernamentales del país. Los pictogramas, abandonando su neutralidad, plantean representaciones de los aspectos característicos de la ciudad y de la vida de los montevideanos, desde la cultura y la arquitectura, a la geografía y la música, pasando por el deporte y los servicios. Representaciones que apelan a la identificación y a la inclusión, a través de un clima distendido, lúdico y cómplice. La idea fue generar una herramienta para identificar, para situar y señalar, que a la vez fuera una propuesta desestructurada y optimista; una forma directa y original de ver, conocer y comprender la ciudad, y de participar en ella.