La principal distribuidora de combustibles del Uruguay, DUCSA, inauguraba su nuevo edificio sede. El encargo era hacer del espacio un lugar recordable y que expresara los atributos de la marca. El trabajo de i+D Diseño fue integrar señalética, interiorismo y comunicación en una sola propuesta.